Plan Peso Plus

28.07.2011 13:06

 

Cuando la alimentación tiene como fin subir de peso no implica que la misma sea en abundancia. Teniendo en cuenta el estado fisiológico de una persona que tenga que aumentar de peso podemos tener en cuenta varias razones que originaron esa pérdida de peso.

Casos que nos exponen a una pérdida de peso excesiva

Ciertas patologías entre ellas el cáncer, el hipertiroidismo y el Síndrome de inmunodeficiencia adquirida,

Situaciones de estrés, que puede ser laboral, familiar-emocional.

Práctica de actividades físicas que requieren un esfuerzo excesivo

Ayunos prolongados por casos de pos operatorios

Síndromes de mala absorción que pueden darse por falta de enzimas

Anormalidades del tracto gastrointestinal

Infecciones del tracto gastrointestinal

Insuficiencias digestivas

Trastornos de la conducta alimetaria  entre otros.

Estos estados hacen que el paciente presente un apetito disminuido, un estómago con una capacidad disminuida en cuanto a  volumen en las comidas y  una saciedad rápida lo cual a la hora de empezar a alimentar al mismo no siempre actúa a favor del paciente.

Como empezar la alimentación

Antes que nada hay que considerar que la sobre alimentación en este caso no será posible. Por un lado el paciente no estará dispuesto a comer en cantidades grandes y por otro lado los alimentos con mayor aporte graso son los que más rápido otorgan saciedad. Las proteínas en exceso harán que exprimamos al máximo el trabajo hepático y renal por lo cual tampoco será la estrategia para ganar peso. Los hidratos de carbono si serán un gran aporte en este tipo de alimentación ya que su consumo nos garantizará un suministro de energía instantáneo lo cual contribuirá el ahorro de las proteínas y como bien sabemos su exceso se depositará como glucógeno para los casos de necesidad extra de energía.

La forma de preparación de las comidas será el punto clave para el éxito en estos planes de alimentación. Se deberán elaborar platos con mucho sabor, la elección de condimentos será de suma importancia para abrir el apetito. La presentación de los platos también es otro punto importante mientras más agradable sea a la vista con más ganas querrá alimentarse el paciente.

Cuando se trate de  consistencia de las preparaciones las mismas deberán de ser mas bien blandas a líquidas y mejor aun que no requieran de masticación. Los pedazos de carne y de verduras deberán ser siempre subdivididos. En simples palabras la alimentación no deberá de requerir trabajo, pero si deberá de ser sabrosa.

La temperatura de las comidas es otro de los factores que hay que considerar a la hora de alimentar a este tipo de pacientes. Es preciso que los alimentos se encuentren a una temperatura ambiente ya que las temperaturas calientes brindan una mayor saciedad.

Elección de alimentos … otro punto  importante

En lo que se refiera a lácteos optaremos por elegir licuados con leche y frutas para los desayunos y meriendas estos pueden ir enriquecidos con miel y leche en polvo descremada.

En cuanto al uso de queso se recomienda usar los de pasta dura pero sin someterlos al calor ya que ahí nuevamente aumentan la saciedad. Por lo tanto una buena idea a la hora de servir los platos será espolvorear a gusto con queso rallado.

La inclusión de huevos especialmente las claras también serán indispensables en las comidas ya que las mismas aportan un importante valor proteico.

Los cereales serán de buen provecho para el aumento de peso por su considerable aporte de hidratos de carbono.

Tanto en el desayuno y merienda como en las colaciones es preferible elegir panes blandos , como los pancitos de Viena y panes lacteados. También se podrán incluir bizcochuelos, galletitas sin relleno, muffins, y amasados de pastelería que no tengan rellenos pesados, recuerden que la idea es no empalagar.

En las comidas principales almuerzo y cena una buena opción será incluir a diario pequeñas porciones de pastas de grosor fino con una cocción que pase el punto al dente. Importante aquí es no acompañar con salsas pesadas y calientes que incluyan queso.  

 

En lo que se refiera a carnes las mejores opciones serán las carnes magras, aunque no sean precisamente las que ayuden a aumentar de peso las carnes grasosas son las que aportan mayor saciedad por lo tanto si elegimos preparar 2  hamburguesas de carne molida ante 2 hamburguesas de pollo tendremos mayor aceptación por las de pollo.

En cuanto a legumbres será preferible no incluirlas ya que permanecen por más tiempo en el estómago y brindan una mayor saciedad.

En cuanto a la elección de verduras y su forma de preparación será preferible consumirlas cocidas ya que crudas requieren de mayor masticación y dan más saciedad. Así mismo también las frutas se recomiendan consumirlas en forma de licuados.

La importancia de detectar a tiempo la necesidad de implementar a tiempo  un plan hipocalórico nos ahorra el largo plazo de recuperación de un paciente desnutrido, no obstante dependiendo de la causa y de la predisposición del paciente y de los familiares los resultados pueden ser óptimos y visibles a corto plazo.

 

 Lic. Daniela Moreno

 

Auspician 

—————

Volver


Consultorio de Nutricion

 

 

 

Servicios

Consultorio de Nutrición

   Asesoramiento Nutricional 

Escolar

  

Eventos Nutrición

Eventos Deportivos

 

 

 

 


Infovideos


 

Gracias por el apoyo