Nutri Top10 Niños

10.11.2010 09:06

 

Cuidar la alimentación de los pequeños empieza desde la etapa de embarazo, el lazo afectivo con la  comida durante el crecimiento se relaciona tan fuertemente que es uno de los momentos justos de establecer hábitos y prácticas que fomentarán una base sólida para los niños durante su crecimiento y para toda la vida.


1. Respetar la alimentación complementaria

La misma está indicada a partir de los 6 meses y es de suma importancia tener en cuenta la progresión tanto como la necesidad de los alimentos permitidos durante este periodo de tiempo donde la fisiología del niño todavía presenta una etapa muy vulnerable.

Por otro lado la inclusión de estos alimentos ayudará a que el niño empiece a desarrollara su sentido del gusto, a adaptarse a las nuevas texturas y por último compartir la alimentación en el entorno familiar.

2. Desayuno fortificador y lleno de energías

La primera comida del día debe ser un hábito adquirido en el hogar. Debe estar compuesta por lácteos, cereales y frutas que aporten energía suficiente para las actividades escolares ya sea a nivel de aprendizaje y a nivel físico.

Un buen desayuno controla el apetito y hambre en los recreos de media mañana logrando que no se excedan con el consumo de alimentos altos en azucares y grasa.

 

3. Realizar las 4 comidas principales

Distribuir la cantidad de calorías que necesitamos diariamente hace que nuestro metabolismo entre en equilibrio y con esto ayuda a controlar el peso corporal ya que el cuerpo no se expone a  picos altos y bajos de aporte de nutrientes.

Este equilibrio se mantiene sin exagerar comidas, sin pasar hambre, manteniendo el peso ideal, controlando el hambre y por sobre todo el apetito.

Las colaciones no quedan de lado, y siempre deberán de tener como opción alimentos como frutas naturales o frutos secos, lácteos  y cereales en una pequeña porción.

4. Más verduras & frutas

Es normal observar en esta etapa de la vida la fobia alimentaria que sienten muchos niños hacia las verduras y las frutas. Es preciso tratar este problema a tiempo, de no ser así  convertirán su alimentación en algo monótono y poco nutritivo sin poder aprender a comer alimentos nuevos.

La  estrategia a implementar  es recurrir a métodos y formas de preparación de platos que a simple vista compren a los niños con la apariencia y presentación de platos sin necesidad de revelar  los ingredientes no deseados.

 

5. Iniciar la práctica de  actividades físicas

Es elemental tener una variedad de actividades físicas para ofrecer a los niños de manera que  puedan elegir sus deportes preferidos y así lograr que los practiquen a diario sin ser una obligación. 

Está demostrado que la práctica diaria de algún deporte aumenta no solo el desarrollo físico sino que aumenta la capacidad mental, la transmisión de una inmensidad de valores  y el relacionamiento con los demás niños.

6. Menos horas frente al  televisor  

Demás está decir que es la opción menos indicada en la niñez, debido a que se exponen a contenidos que no siempre son controlados por los padres y propulsan a una vida sedentaria.

La estrategia a implementar sería cambiarlos por  actividades como la lectura de libros, ayudarlos con las tareas escolares de una manera divertida, fomentar la interacción con la familia y los amigos organizando juegos y actividades al aire libre.

7. Elegir snacks saludables

Prohibir alimentos dulces solo incrementa a un mayor deseo. Es por eso que a la hora de comprar snacks salados, dulces y postres queda a cargo de los padres que prefieran elecciones más saludables, cabe destacar que son cada vez más las empresas alimentarias que apuestan por la salud de los consumidores promoviendo así el consumo de productos más nutritivos y saludables.

 

8. Bebidas con mucho azúcar

Es recomendable acostumbrar a los niños a tomar jugos naturales sin necesidad de endulzarlos, así mismo evitar gaseosas y jugos muy azucarados debido a que esto incrementa el deseo de consumir siempre algo más dulce. Las bebidas muy azucaradas suelen tener un bajo aporte de nutrientes y por otro lado influyen sobre el apetito disminuyendo la elección de alimentos con mayor valor nutritivo.

 

9. No demostrar amor mediante la comida

La alimentación y el amor son necesidades distintas. Es preferible expresar los gestos de amor con abrazos, besos y palabras antes de demostrarlo con la comida.

10. Tratar a tiempo y con delicadeza el exceso de peso

La obesidad en una edad temprana puede llegar a aislar a los niños de sus amigos debido a la discriminación que reciben. La repercusión que tiene el inicio de una obesidad infantil puede llegar a explotar en la adolescencia con trastornos difíciles de tratar.

La única estrategia a implementar en estos casos será  el inicio de una terapia interdisciplinaria con  la ayuda y colaboración de su entorno familiar.


 Por: Lic. Daniela Moreno

—————

Volver


Consultorio de Nutricion

 

 

 

Servicios

Consultorio de Nutrición

   Asesoramiento Nutricional 

Escolar

  

Eventos Nutrición

Eventos Deportivos

Corrida caminata 5K

Jaku´e Tesaira

 


Infovideos


 

Gracias por el apoyo