Niños y excesos de dulzura

16.10.2013 15:42

La idea de cómo evitar que los niños regulen el consumo de azucares en momentos donde los padres ya no pueden decidir es algo que en nuestros días representa un gran problema. La preferencia por lo dulce esta medido desde la vida intrauterina hasta los primeros meses en donde la dieta de la madre influye mucho puesto que el líquido amniótico como la leche se ve influenciado por la dieta de la misma.

La preferencia por el sabor dulce es algo que ocurre en todas las edades pero el saber cuánto es lo saludable y cuanto ya es excesivo solo lo aprendemos de niños con lo que nos ofrecen los padres

Situaciones que deberíamos de cuestionar del porque lo hacemos

Premiar con golosinas

Optar por productos lácteos enteros y azucarados

Elegir cereales de colores azucarados para que lo vean más divertido

Ofrecer a los niños caramelos para que dejen de llorar

Preparar merenderos escolares con galletitas y snacks poco saludables

Endulzar con azúcar jugos dulces

Espolvorear con azúcar ensaladas de frutas

Agregar azúcar a las chocolatadas

Cada día más niños se aferran por el azúcar tal cual es el caso que en muchas ocasiones la cantidad se vuelve tan excesiva que termina por presentar niños obesos con un grave problema para disminuir los kilos demás

Tal es la situación la cual se debe a que el niño se acostumbra a una cantidad tan elevada de azúcar que optar por alimentos menos azucarados genera un gran rechazo y vuelven de inmediato por alimentos muy dulces.

De dónde nace el gusto por lo dulce

Los ejemplos que reciben en los hogares son el fundamento básico. Elegir postres poco saludables para llevarlos a la mesa es uno de los malos hábitos que a la larga acostumbran a llevar a ese niño siempre algo dulce que en su medida no sabrá medir la cantidad y podrá pasarse de más de una porción o peor aun obviar las comidas principales para llenarse con los postres.

Otro de los ejemplos son las golosinas que dejamos al azar para que ellos picoteen cuando gusten. Es muy normal tener golosinas, turrones, chupetines, alfajores y galletitas al alcance de los chicos. Esto por supuesto no está mal pero si representa un grave error si no miden cuanto consumen a diario de estas fuentes de alimentos. Como los niños todavía no tienen idea de cuánto es recomendable o no es tarea de los padres y responsables de evitar dejar estos dulces al alcance de los mismos.

Asignatura Alimentaria a cargo  de los Padres

La educación alimentaria sana es algo que desde el embarazo se viene formando por lo tanto es imprescindible apuntar desde esa etapa y educar a los niños con el ejemplo y las decisiones más sanas para llevar a la mesa.

La idea es fomentar hábitos más saludables reemplazando opciones poco nutritivas por alimentos más sanos. Esto hará que el niño en sus primeros años de vida disfrute del placer de comer sano y no opte por un consumo excesivo de alimentos que lo conducirán a la obesidad.

 Lo sano también es rico y por sobre todo hace bien. 

 

Lic. Daniela Moreno

Auspician

—————

Volver


Consultorio de Nutricion

 

 

 

Servicios

Consultorio de Nutrición

   Asesoramiento Nutricional 

Escolar

  

Eventos Nutrición

Eventos Deportivos

Corrida caminata 5K

Jaku´e Tesaira

 


Infovideos


 

Gracias por el apoyo