Gaseosas ....una mala elección

01.08.2013 05:00

Como bien sabemos el consumo de bebidas carbonatadas es algo más que común en nuestros días. Pero si nos ponemos a analizar los pros y los contras que atentan contra la salud optaríamos por dejarlas cada vez más.

Así como las comidas chatarras empobrecen gran parte de nuestra alimentación, las bebidas carbonatadas denominadas gaseosas también lo hacen cuando empiezan a formar parte de la sustitución de jugos naturales y el agua.

¿Cómo se elaboran estas bebidas?

La elaboración de cualquier bebida carbonatada requiere de una desmineralización del agua para luego agregar una cierta cantidad de minerales, este producto es la base que se denomina agua carbonatada. Con esta preparación básica lo que se hace es agregar los ingredientes restantes que son:

  • Los endulzantes que pueden ser de la variedad de edulcorantes, sintéticos y naturales
  • Los acidulantes y sus respectivos estabilizantes que se encargan de mantener la acidez del producto
  • Los colorantes
  • Los aromatizantes
  • Los espesantes
  • Los antioxidantes
  • Los conservantes

Todos estos ingredientes se juntan para formar parte de un vaso de bebida que poco o nada de nutritivo podemos agregar a un menú saludable  en la mesa ….entonces la pregunta es…¿cuánto daño causan estas bebidas a nuestro organismo?

El consumo diario de bebidas carbonatadas termina por conducirnos a aumentar de peso, y a estar mucho más propensos a desarrollar diabetes del tipo 2, en este último  caso se debe a que cuando hay un exceso de azúcar en sangre el páncreas libera una cantidad excesiva de insulina al torrente sanguíneo para ingresar el azúcar a las células y como empieza a aumentar este nivel el cuerpo empieza a crear una resistencia a la insulina, luego el cuerpo empieza a quedarse sin la insulina y termina manifestándose la diabetes del tipo 2.

Para hacernos idea , con una latita de gaseosa lo que equivale a un vaso de la misma estamos consumiendo aproximadamente 10 cditas de azúcar y  si a esto le sumamos a lo que tomamos en todo un día podríamos llegar a 5 vasos por día es decir 50 cditas de exceso de azúcar por día y 350 cditas de exceso de azúcar por semana. Esto implica un gran plus de % de peso cada día y lo peor de todo es que ocurre desde la infancia.

El metabolismo de estas bebidas  

A nivel del metabolismo  estas bebidas realizan un pico bastante alto de glucosa justamente por su alto contenido de azúcar lo cual hace que el cuerpo experimente luego de pocos minutos una brusca caída de azúcar nuevamente por lo tanto uno nunca mantiene un umbral de glucosa promedio , lo que hace querer aumentar el consumo de las mismas. Y por otro lado este exceso como no puede ser sintetizado por completo por la insulina se deposita como reserva energética lo cual termina por traducirse en exceso de peso.  

Según las investigaciones se ha podido relacionar que el consumo de más de dos vasos de gaseosas azucaradas o edulcoradas exponen en un 50% al desarrollo del síndrome metabólico, el cual se caracteriza por la insulino resistencia , problemas cardiovasculares y altos niveles de triglicéridos en sangre.

Otro de los problemas que se crea alrededor del contenido de azúcar especialmente en los niños es que el alto contenido de azúcar y su consumo excesivo muchas veces les inhibe el apetito para comer algo saludable lo que crea una malnutrición en los mismos.

La elección de gaseosas light queda como la mejor opción si elegimos entre ellas ya que no poseen ese excedente de azúcar pero no se libera de los demás componentes que no son nutritivos para el organismo. Por otro lado tanto como la adicción a lo dulce en caso del azúcar también en las bebidas light se da  por la adicción a los edulcorantes.

La elección de una gaseosa a canje de un jugo natural o una bebida láctea hace la gran diferencia de restar a nuestro organismo una cantidad de calcio, vitaminas y minerales esenciales para la salud de nuestros huesos. Otro de los componentes de estas bebidas es el ácido fosfórico que contienen, el mismo se encarga de aumentar los niveles de fosfato en sangre y lo que ocurre aquí es que si estos superan al nivel de calcio en sangre el calcio de los huesos pasa a la sangre que mantener el equilibrio  y así los huesos empiezan a debilitarse lentamente.

A disminuir el consumo de bebidas carbonatadas  

Como siempre digo los padres deben ser ejemplo de los buenos hábitos. Es fundamental que estas costumbres sanas se implementen en el hogar desde los primeros años de vida. La elección de gaseosas debería ser de última instancia considerando lo poco nutritivas que son y lo muy adictivas que pueden llegar a ser desde edades tempranas.

Pasemos de largo esas góndolas de gaseosas y optemos por bebidas naturales.

Debemos ser conscientes del daño irreparable que estamos haciendo a nuestro único instrumento de vida, 

NUESTRO CUERPO. CUIDÉMOSLO.  

 

Lic. Daniela Moreno

Auspician

—————

Volver


Consultorio de Nutricion

 

 

 

Servicios

Consultorio de Nutrición

   Asesoramiento Nutricional 

Escolar

  

Eventos Nutrición

Eventos Deportivos

Corrida caminata 5K

Jaku´e Tesaira

 


Infovideos


 

Gracias por el apoyo