Exceso es lo que daña

01.12.2010 09:34

 

 

El alcohol se considera como una droga de consumo tradicional, hecho que suma cifras importantes en la etapa de la adolescencia, y son los adolescentes los cuales se convierten en la población más vulnerable y alta de consumidores.

Considerando a toda la población de bebedores debemos de diferenciar bien a los alcohólicos los cuales dependen física y psíquicamente del alcohol y  de los no alcohólicos los cuales se clasifican en 4 grupos:  

  1. Bebedores abstinentes: los cuales consumen bebidas alcohólicas en baja cantidad y pocas veces al año.
  2. Bebedores moderados: los cuales consumen alcohol con las comidas, en este caso es generalmente vino.
  3. Bebedores sociales: los cuales disfrutan de las bebidas alcohólicas como parte de la diversión.
  4. Bebedores fuertes: los que toman bebidas antes y durante las comidas. Los mismos tienen un control sobre su consumo.

Tras la ingesta de alcohol su absorción es bastante rápida la cual pasa a ser metabolizado en el torrente sanguíneo.El cuerpo tiene la capacidad de oxidar y eliminar un máximo de 0.18cc de alcohol por hora y por Kg. peso.

A continuación una breve reseña de la cantidad de alcohol que contiene cada bebida

Alcohol etílico

Bebida por cada vaso de 100 cc.

 

 

40 g.

Vodka, Whisky, Tequila, Ron, Coñac

15 a 54 g.

Licores

12 g.

Vinos comunes y finos

15 a 18 g.

Vinos Oporto y Jerez

15 a 17 g.

Vermut

10 a 13,5 g.

Champaña

4 a 5 g.

Cerveza

4 a 6 g.

Sidra

Fuente: Alimentos y Nutrición, Salinas 2000

 

Reacción del organismo según la concentración en sangre

Comportamiento

Concentración

  • Euforia y gran excitabilidad
  • Aumento de la sociabilidad
  • Pérdida del razonamiento
  • Dificultad de concentración

Más de 25 mg/dl

  • Dificultad de controlar la estabilidad
  • Dificultad para hablar
  • Visión doble
  • Reducción de la temperatura corporal y la tensión arterial.

Más de 100 mg/dl

  • Obnubilación
  • Alteración franca de la conciencia
  • Hablar incoherencias
  • Dificultad para respirar y vómitos

300 mg/ dl

  • Coma profundo

400 mg/dl

  • Muerte por asfixia

500 mg/dl

 

El consumo de alcohol en cantidades moderadas da un balance positivo sobre el  aporte energético y el abuso del mismo comienza a influir sobre la ingestión, absorción, metabolización y depósitos de los micro y macro nutrientes.

 

Comportamiento del metabolismo de los Hidratos de carbono

En personas que consumen alcohol sin haber comido o en personas que están con un peso por debajo del normal el consumo de alcohol altera el equilibrio del azúcar en sangre, produciendo niveles por debajo de 50-60 mg/100ml.

Este desequilibrio produce en el cuerpo sensaciones de desorientación, confusión, visión borrosa, sudor, nerviosismo, cansancio  y aumento del hambre en forma excesiva.

Por otro lado también se interpone en la  gluconeogénesis que es la manera por la cual el organismo obtiene el azúcar para el cerebro, músculo, eritrocitos y riñon en situaciones de estrés metabólico.

En personas normopeso que consumen alcohol el cuerpo actúa frente al alcohol desdoblando  el azúcar depositado en el hígado.  A este proceso se lo conoce como “glucogenolísis hepática”

 

Comportamiento del metabolismo de los Lípidos

Cuando el consumo es moderado aumentan las lipoproteínas de alta densidad es decir tenemos a favor el aumento del colesterol bueno, pero si nos excedemos con ese consumo el cuerpo pasa directamente la factura aumentando la concentración de las lipoproteínas de baja densidad considerado como colesterol malo.

Por otro lado el hígado empieza a liberar más lipoproteínas pudiendo llegar a crear una infiltración grasa terminando en una esteatosis hepática, la cual terminará aumentando el tamaño del hígado e interfiriendo en sus múltiples funciones.

Comportamiento del metabolismo de las proteínas

El abuso del alcohol actúa inhibiendo la liberación  de proteínas por parte del hígado y la síntesis de albúmina lo cual conlleva a un estado nutricional deficiente con una marcada debilidad muscular, fatiga y calambres, a esto se acompaña una pérdida de apetito lo cual terminará en una desnutrición. 

 

Comportamiento del metabolismo de las vitaminas y minerales

Sostener el  exceso del consumo del  alcohol conduce con el tiempo a un déficit del ácido fólico, y también influye sobre la absorción de tiamina, piridoxina, Vitamina A y E disminuyendo la absorción de las mismas.

La carencia de estas vitaminas conducen a:  

  • Trastornos digestivos e intestinales
  • Depresión
  • Taquicardias
  • Falta de apetito
  • Fatiga
  • Inmunidad disminuida
  • Anemia
  • Daño en el sistema nervioso
  • Alteraciones de la audición, gusto, olfato, visión, piel, huesos y aparato reproductor.

Respecto  a los  minerales los niveles de Zinc y Selenio son los que se encuentran disminuidos. El déficit de los mismos presentan las siguientes consecuencias:

  • Alteración del crecimiento y retraso en el desarrollo sexual
  • Aumento del colesterol
  • Pérdida del gusto y olfato a consecuencia de esto falta de apetito
  • Disminución de la inmunidad
  • Aumento del proceso de envejecimiento
  • Cansancio, impotencia e infertilidad.

 

 Por: Lic. Daniela Moreno

—————

Volver


Dejanos tu comentario

No se encontraron comentarios.





Consultorio de Nutricion

 

 

 

Servicios

Consultorio de Nutrición

   Asesoramiento Nutricional 

Escolar

  

Eventos Nutrición

Eventos Deportivos

Corrida caminata 5K

Jaku´e Tesaira

 


Infovideos


 

Gracias por el apoyo