Elección de carnes en la alimentación

21.11.2011 11:17

Teniendo en cuenta los distintos tipos de carnes que disponemos en el mercado es importante tener en cuenta que opciones son mas saludables a la hora de presentar distintas patologías . Para tener una simple guía de cuando se las recomienda y en que casos obviarlas se detallan a continuación estas variedades.

Carne de aves  cuándo la recomendamos

La carne de pollo tiene un bajo aporte de grasa y así mismo de sodio por lo que se recomienda en planes para bajar de peso, en planes para enfermos de presión arterial y los que presenten  perfiles lipídicos altos.

Indicada en todas las personas que necesiten un alto aporte de proteínas, como por ejemplo en mujeres embarazadas, en niños que están en etapa de crecimiento, y en personas que practiquen deportes que demanden un mayor aporte preoteico.

También se  la considera como buena fuente de fósforo y azúfre para los que presenten carencias de estos minerales.

Por su facilidad de masticar también se la recomienda en niños, ancianos y todas las patologías que indiquen  una deficiencia en la masticación.

Carne de aves en que situaciones contraindicar

Aquellos que presenten patologías del  páncreas.

En pacientes con úlceras gástricas

Pacientes con cáncer que presenten cirugías del estómago

En pacientes que tengan problemas con el buen funcionamiento de la vesícula biliar

En pacientes que cursen con estreñimientos crónicos ya que  la falta de residuos fibrosos no favorecen la formación de las heces.

En pacientes con descompensaciones hepáticas y aquellos que estén cursando con los últimos estadios de la uremia.

Consumo de pescados blancos, cuando se los recomienda

Altamente recomendado en las etapas de crecimiento, dado que su elevado aporte proteico provee para la formación de los tejidos.

Su elevado aporte proteico y bajo en grasa lo hacen un alimento especial para los planes de adelgazamiento.

Para los pacientes que presenten poco apetito o dificultades en la masticación este alimento se vuelve estratégico ya que no tiene un alto poder de saciedad y se disgrega fácilmente.

Su fácil disgregación lo hace apto en patologías gástricas, esofagitis, gastritis y úlceras.

También se  recomienda en pacientes con dificultad de metabolizar las grasas ya que no aporta cantidades grades de la misma.

Cuando contraindicamos  el pescado blanco:

Su alto contenido de proteínas lo hace difícil de consumir en pacientes  que estén cursando con patologías del hígado y riñón.

La poca fibra que aportan  no favorecen a la formación de heces en  los casos de estreñimiento.

Pescados azules y grasos, son recomendables en:

Personas que necesiten de un buen aporte proteico.

Personas que estén cursando con enfermedades cardiovasculares y arteriosclerosis.

Altamente recomendado en estados de desnutrición calórico-proteica y delgadez constitucional. Así mismo en  retrasos constitucionales de crecimiento y desarrollo.

Cuando contraindicar pescados azules y grasos

Contraindicado en todas las patologías que indiquen niveles fuera de rango del perfil lipídico

Los pacientes que estén cursando con un exceso de ácido úrico

Tampoco son recomendables ni ocasionalmente en estados de sobrepeso u obesidad, no solo por el

aumento de peso sino por los aumentos que puede llegar a causar en los niveles lipídicos en sangre.

La carne vacuna , cuando se la recomienda:

Como es una fuente principal de proteínas de alto valor biológico se la recomienda en todos los

planes y en mayor cantidad para los deportistas que requieran de un mayor aporte proteico.

Su fuente de hierro la hace recomendable para los niños, ancianos y las mujeres en etapa de

embarazo y lactancia.

Bajo esta misma propiedad se la considera un alimento clave para los estados de anemia.

También se la recomienda cuando el cuerpo atraviesa por  los estados catabólicos como puede ser un

estado post operatorio y estados de convalecencia de enfermedades graves.

Cuando padecemos de una  desnutrición calórico –proteica y  una delgadez constitucional son

estados que precisan de este alimento.

Y en el lado opuesto también se la recomienda en los estados de obesidad, y en este caso

preferiblemente magra, ya que su aporte proteico favorece a la saciedad.

Cuando contraindicamos su consumo

Todas las patologías que se asocien a un mal funcionamiento del páncreas debido a que se complica

el metabolismo de su contenido proteico.

También se incluyen las patologías asociadas al mal funcionamiento de la vesícula biliar debido a que

es la encargada conjuntamente con sus jugos para metabolizar sus proteínas.

También se desaconseja en pacientes que tuvieron cirugías gástricas que incluyeron la resección de

una parte del mismo

En personas que presenten úlceras a nivel intestinal

Otras de las patologías que no permiten el correcto metabolismo de las carnes son las que  presentan

problemas a nivel renal.

También se encuentra restringido su consumo en los enfermos de gota, debido a la cantidad de ácido

úrico que aportan.

Carne de cerdo, cuando la recomendamos:

Se lo considera como fuente básica de ácidos grasos esenciales y aporta una generosa cantidad de vitaminas del complejo B.

En casos de planes de alimentación bajos en calorías se recomienda consumirlos ocasionalmente debido a su aporte de grasa. (Esto estaría sujeto a los tipos de corte)

Recomendable en las etapas de crecimiento para fomentar el desarrollo estatura-ponderal en la etapa infanto-juvenil.

Otras de las personas que se ven en necesidad de este tipo de alimentos son aquellas que habitan climas fríos y desarrollan grandes actividades físicas.

Para todos los planes que requieran el aumento de peso es un alimento fundamental pero siempre y cuando se lo indique en porciones pequeñas ya que el efecto saciador es mucho mayor.

En que casos contraindicamos la carne de cerdo:

En planes de alimentación que tengan como fin disminuir de peso sin actividad física.

En todas las patologías que presenten una dificultosa digestión de las grasas.

En edades mayores ya que las necesidades energéticas disminuyen y solo contribuyen al aumento de

peso.

En pacientes que presenten enfermedades cardiacas y vasculares debido al  aporte graso que solo

conducirá a empeorar el perfil graso.

En patologías que presenten dificultad del buen funcionamiento de la vesícula biliar la cual se

encarga de producir la bilis que descompone las grasas.

Los pacientes que presentan nefropatías y enfermedades del páncreas.

Embutidos y fiambres, recomendables en:

Las etapas de embarazo, lactancia, crecimiento de los niños y adolescentes

Asimismo también favorecen el aumento de peso en los estados de desnutrición y delgadez

Altamente recomendable en personas que realizan gran esfuerzo en actividades físicas

Contraindicados en:

Personas que estén cursando con sobrepeso y obesidad

En personas sedentarias

Enfermos de hipertensión arterial

Aquellas personas que estén cursando con una enfermedad hepática.

Pacientes con insuficiencia renal

Enfermos de hiperuricemia y gota

Lic. Daniela Moreno

Auspician

 

 

—————

Volver


Consultorio de Nutricion

 

 

 

Servicios

Consultorio de Nutrición

   Asesoramiento Nutricional 

Escolar

  

Eventos Nutrición

Eventos Deportivos

Corrida caminata 5K

Jaku´e Tesaira

 


Infovideos


 

Gracias por el apoyo