El post de los Excesos

09.04.2012 14:48

Como es habitual los días festivos son sinónimo de exceso de comidas y bebidas altas en calorías y a esto se suman la escasa  actividad física factor que no  favorece al metabolismo de este exceso convirtiéndolo en una reserva segura lo cual garantiza el aumento de peso en poco tiempo.Las medidas que tomamos  luego de estos atracones festivos no siempre son ideas sanas por lo tanto es importante ser conscientes de  las conductas aplicadas y sus consecuencias.  

Ideas que no funcionan

Ayunar

El ayuno solo contribuye a que el cuerpo disminuya su metabolismo disminuyendo así la capacidad de concentración y esto afecta directamente el estado anímico debido a que la producción de energía a  expensas de los depósitos es más lenta.

Comer solo  frutas

Probar con comer solo frutas es otro de los errores que no contribuye a disminuir las calorías perdidas ya que en las mismas solo encontramos una fuente de hidratos de carbono lo cual se consume rápidamente y no aportan fuentes de proteínas y grasas las cuales son fundamentales en todas las comidas que realizamos..

¿Dietas de desintoxicación?

¿Estamos  intoxicados? Realmente estamos sobrealimentados. Las famosas dietas de desintoxicación son otro ejemplo de dietas desequilibradas y por sobre todo muy bajas en calorías, lo cual apunta nuevamente a comer solo cierto tipo de nutrientes por supuesto saludables pero con bajo aporte proteico y graso lo cual no responde a una alimentación completa y equilibrada.

Utilizar laxantes  y diuréticos

Esta idea es como tapar el solo con un dedo. Bajar de pesos con métodos purgativos solo ayuda a deshidratar al organismo por lo tanto la utilización de laxantes y diuréticos para disminuir de peso o quitarse de encima los alimentos calóricos consumidos es una idea errónea la cual a pesar de ser consientes de sus consecuencias sigue siendo el método curativo para muchas personas. Lo más recomendable para los casos de estreñimiento sería optar por elegir platos con abundantes verduras crudas y optar por frutas frescas y cereales integrales en las colaciones.

Realizar ejercicios excesivos

Matarse en el gimnasio o correr por kilómetros hasta no poder más es un sacrificio que cobra factura al día siguiente imposibilitando seguir con actividades físicas. La mejor manera de ir quemando las calorías de reserva es eligiendo actividades aeróbicas lo cual implica ejercitarse por un tiempo prolongado con un esfuerzo medio. Está comprobado que la realización de ejercicios con esfuerzo extremo solo conduce a estresar al cuerpo, cansarlo, debilitarlo y muchas veces lastimarlo.

Consejos para la semana post exceso

Programar un menú bajo en calorías platos que lleven muchas verduras, carnes magras y estén ausentes de crema de leche.

Quitar de la lista a los platos fritos y optar por comidas al horno o a la parrilla.

Realizar la lista del supermercado reemplazando los alimentos calóricos

Elegir bebidas sin azúcar y elegir edulcorantes para endulzar respetando siempre los equivalentes de gotas por porción. Exagerar con los edulcorantes también actúa en contra de nuestro sentido del gusto ya que si nos excedemos con los mismos buscamos siempre otras opciones más dulces.

Optar por jugos naturales  sin agregado de azúcar. Es importante saber que los jugos envasados siempre aportan una cantidad muy grande de azúcar.

Dejar de lado las bebidas alcohólicas, esto no implica dejar de tomar sino que optar por una semana sin alcohol lo cual ayudará significativamente a utilizar las reservas que se venían acumulando.

Dejar de lado las masitas, facturas y helados, estos preparados no solo son ricos en azúcares sino también altamente grasos.

Condimentar las ensaladas con jugo de limón, vinagres o aceto balsámico.

Moderar el consumo de productos enlatados por su alto contenido en sal.

Realizar las cuatro comidas principales y optar por pequeñas colaciones para evitar el picoteo

Respetar el desayuno completo, no olvidemos que es el combustible con el cual empezamos las actividades diarias.

Programar el ejercicio diario: dejar de lado las excusas y dedicar cada día una hora para relajarse y ejercitarse de este modo el cuerpo funciona mucho mejor y los resultados del esfuerzo se valoran más lo cual favorece al mejoramiento del estado de salud.

Fijarse metas fáciles: la parte fundamental de un plan de alimentación es ir fijando pequeñas metas para ir logrando de a poco nuestro objetivo final. Desear bajar muchos kilos en pocas semanas solo conduce a  un estrés físico pasando hambre y psicológico produciendo un desanimo por lo cual los el motivo de abandono más común es no ver esos resultados milagrosos en poco tiempo.

 

Lic. Daniela Moreno

Auspician

—————

Volver


Consultorio de Nutricion

 

 

 

Servicios

Consultorio de Nutrición

   Asesoramiento Nutricional 

Escolar

  

Eventos Nutrición

Eventos Deportivos

Corrida caminata 5K

Jaku´e Tesaira

 


Infovideos


 

Gracias por el apoyo