Dietas de Hadas

14.02.2012 15:43

Las dietas mágicas esas dietas que vienen como cuentos de hadas han sido y siguen siendo implementadas hasta  hoy en  y lastimosamente seguirán siendo practicadas por una cantidad de personas que apuestan todo por una esbelta figura sin considerar las complicaciones a las cuales se exponen. La fiebre dietante y el fácil acceso de información sobre  dietas innovadoras y los productos que ofrece el mercado van en aumento día a día  y hoy con solo dar un clic ponemos a prueba las miles de dietas que ofrece la red.

Lo que se gana fácil se pierde fácil

De más está decir que las dietas milagrosas prometen resultados increíbles en poco tiempo y con un sobre esfuerzo en un corto plazo de tiempo. Garantizan una pérdida de peso real pero no revelan el verdadero daño que causan a la hora de volver a la realidad de lo que es una verdadera alimentación.  

Cuáles son los defectos de este tipo de dietas

No tienen en cuenta  la cantidad de calorías necesarias para cada individuo por lo cual muchas veces no cubren las calorías necesarias para fabricar energía.

La falta de energía se traduce a cansancio rápido, falta de concentración, disminución de la eficacia en las tareas cotidianas  y rápido abandono del plan con consecuente atracón de alimentos ricos en hidratos de carbono y grasas.

Obvian los  gustos individuales de cada persona, un punto muy importante a la hora de seguir un plan de alimentación bajo en calorías es incluir también los alimentos preferidos por el individuo  en su debido momento y en su debida porción. Está demostrado que la prohibición de alimentos preferidos solo conlleva a estados de atracones de los mismos por lo tanto dietas estrictas que prohíben esos alimentos preferidos fracasan y  deprimen de cierta forma. El objetivo de bajar de peso no debería llevar el objetivo de bajar el estado anímico. Por el contrario necesitamos llenar la barriga para tener el corazón contento como lo sugiere la famosa frase.

Incluyen alimentos fuera de estación o alimentos caros y difíciles de conseguir. Esto complica el panorama a la hora de ir de compras ya que no siempre se encuentran ciertos tipos de alimentos, y  esto conlleva a que uno no sepa que elegir en reemplazo lo que vuelve a la dieta difícil de realizar.  

Excluyen la consideración de  los datos bioquímicos de cada persona, es decir no se consideran aptas para todo tipo de personas, las que ponen en riesgo su salud son aquellas que vienen con aumento de azúcar en sangre,  con colesterol alto, o con presión sanguínea elevada entre otras patologías donde los valores bioquímicos sirven de parámetro para la elección de ciertos tipos de alimentos.

Incluyen solo a cierto tipo de alimentos. Lo cual la convierte en una dieta desequilibrada con falta de hidratos de carbono o grasas. Esto implica nuevamente que las principales fuentes de energías serán suprimidas y por ende las consecuencias ya mencionadas.

Incluyen cierto tipo de bebidas o batidos que reemplazan las comidas. Este punto es muy delicado porque no solo suprimimos la comida sino los factores que hacen que uno sienta que está comiendo. Tomarse unos batidos por reemplazo a la comida significa muchas veces no disfrutar de las comidas en familia, realizar estas comidas distraídos frente al  monitor o realizando otras actividades y no degustando del placer de saborear la textura de los alimentos. Estas costumbres conducen muchas veces a trastornos de la alimentación ya que con el tiempo terminan aburriendo a los consumidores los cuales vuelven a los atracones de comida combinando estos batidos.

La conducta alimentaria no es modificada,  ya que seguir estas dietas implica seguirlas al paso de la letra por un determinado tiempo para conseguir los resultados, pero no garantiza que el individuo aprenda a elegir comidas más saludables y en porciones generosas. No modificar la conducta alimentaria es sinónimo de una larga vida dietante con altibajos de estados anímicos y de peso asegurando futuros trastornos alimentarios.

Jugar con la alimentación

No cabe duda que a la hora de poner a prueba  estas dietas milagrosas no solo jugamos con la alimentación de nuestro organismo sino con todos los factores que se relacionan con la alimentación. Seamos consientes que los resultados fáciles siempre traen consecuencias muchas veces más graves y difíciles de tratar. No caigamos en las dietas de hadas no existe hasta hoy en día una bebida mágica que nos adelgace, o una pastilla milagrosa que se ocupe de no metabolizar lo que consumimos o nos quite el apetito, todas estas tácticas no se consideran sanas para curarnos de los malos hábitos adquiridos.

Apostar por ir cambiando de a poco los malos hábitos alimenticios e ir construyendo  por nuestra propia voluntad un mejor bienestar integral asegurará una vida que gire alrededor de un óptimo estado de salud evitando las complicaciones graves.

Por: Lic. Daniela Moreno

 

AUSPICIAN

 

 

—————

Volver


Consultorio de Nutricion

 

 

 

Servicios

Consultorio de Nutrición

   Asesoramiento Nutricional 

Escolar

  

Eventos Nutrición

Eventos Deportivos

Corrida caminata 5K

Jaku´e Tesaira

 


Infovideos


 

Gracias por el apoyo