Diarreas agudas... tratamiento correcto

08.02.2012 11:34

Muchos son los manejos que se dan en presencia de diarreas agudas en los niños pero poca es la información correcta que se maneja y se aplica a la hora de tratar a los niños en este estado. La importancia de aprender a manejar estos cuadros correctamente garantizará que el niño mantenga su estado nutricional con una alimentación adecuada. El hecho de no dar de comer a los niños en estos estados solo agrava la situación, justamente el dar de comer y seguir con la lactancia materna hará que el intestino se recuperé rápidamente evitando la atrofia de las vellosidades.

Falta de precauciones es la causa

Los cuadros de diarreas agudas en niños suelen darse a consecuencia de

  • La inclusión temprana de fórmulas no adaptadas al desarrollo fisiológico
  • Por falta de higiene en  la preparación de los biberones  
  • Falta de hervor de las tetinas de los biberones
  • Incorrecto lavado de  utensilios de comida
  • Manos con falta de higiene a la hora de preparar las comidas
  • Falta de conservación en frío de la leche que muchas veces no acaban de tomar
  • Presencia de moscas en los lugares donde se elaboran los alimentos

Consecuencias graves

La diarrea aguda trae consigo una deshidratación lo cual implica una pérdida de electrolitos  por lo tanto la correcta hidratación deberá de ser mediante la administración de soluciones de hidratación oral, con las mismas logramos equilibrar y evitar nuevas pérdidas importantes. La administración de estas soluciones garantiza la pronta recuperación de los niños en un lapso aproximado de 4 a 6 horas dependiendo siempre de cada caso. Con esto favorecemos la realimentación temprana y las pérdidas nutricionales, las cuales si llegan a ser importantes dejarán secuelas de larga recuperación  en los niños.

Error en hidratación

Los errores más comunes son la administración de tés, infusiones o agua de arroz la cual  no aporta una cantidad considerable de sodio lo cual es indispensable en estos casos y tampoco aporta la cantidad necesaria de potasio por lo cual el equilibrio que necesitamos reponer será insuficiente. Por otro lado el aporte de las infusiones y tés puede llegar a estimular aun más las secreciones intestinales causando dolores y aumento de las deposiciones. Otras de las bebidas desaconsejadas por su bajo aporte en electrolitos son las gaseosas y teniendo en cuenta su elevado aporte de azúcares pueden llegar a aumentar la diarrea aumentando la perdida de Sodio y manifestando una hipernatremia en los niños.

Las soluciones de hidratación oral son la mejor opción a la hora de hidratar. Aparte de eso tienen un bajo costo no necesitan de un personal especializado para su administración, son de fácil almacenamiento y de transporte, se los puede producir en cantidades grandes y actúan de manera eficaz garantizando una pronta recuperación del niño.

Rehidratación hecha

Una vez que consigamos  rehidratar al niño el paso siguiente será la realimentación  y para esto se tomará en cuenta siempre la edad del niño y su estado de nutrición.

En menores de de 6 meses

Se aconseja continuar con la lactancia materna aumentando la frecuencia de las mamadas.

En niños con alimentación a base de fórmulas se evitarán las formulas con lactosa en menores de 3 meses y en cuanto a la dilución o el mantenimiento de las mismas estará sujeto a la tolerancia  de cada uno.  En casos de déficit nutricional es de suma importancia controlar la recuperación y obviar fórmulas con lactosa.

En niños mayores a 6 meses y menores de un año

Se recomienda seguir igualmente con la lactancia materna y empezar con la alimentación complementaria evitando todo tipo de fibras y alimentos pesados. En aquellos que se alimenten con fórmula o leche de vaca deberá ser analizada  la dilución de las fórmulas según tolerancia, no obstante la implementación de la alimentación complementaria deberá ser gradual.  En caso que presenten algún déficit nutricional en esta etapa es primordial continuar con la lactancia materna  y complementar con fórmulas sin lactosa y la alimentación complementaria eligiendo alimentos energéticos controlando siempre cantidades pequeñas para manejar la tolerancia.  

En niños mayores de un año

Lo importante será manejar pocas porciones pero con más frecuencia es decir no dejar pasar 3hs para volver a prepara una colación. Esta deberá incluir alimentos energéticos teniendo en cuenta siempre un bajo aporte de fibras. A la hora de elegir bebidas siempre deberán tener un bajo aporte en azúcares, por lo cual será recomendable elaborar los jugos caseros ya que los comerciales contienen un elevado aporte de azúcares.


Por: Lic. Daniela Moreno

AUSPICIAN

 

—————

Volver


Consultorio de Nutricion

 

 

 

Servicios

Consultorio de Nutrición

   Asesoramiento Nutricional 

Escolar

  

Eventos Nutrición

Eventos Deportivos

Corrida caminata 5K

Jaku´e Tesaira

 


Infovideos


 

Gracias por el apoyo