Cuando Cuesta Bajar

10.10.2011 06:46

Muchas veces nos ponemos a pensar del porque no bajamos de peso sin analizar los métodos que a los cuales recurrimos para llegar a ese objetivo.Claro y demás está decir que todo inicio de cambio de hábitos alimentarios al iniciar una dieta  tiene sus pros y sus contras donde la  recaída del mismo muchas veces implica el abandono de la misma.

La obesidad y la obsesión por el cuerpo perfecto es uno de los problemas más debatidos de cada día.No solo el cuidar la alimentación cuenta aquí sino implementar todo tipo de dietas milagrosas, pastillas reductoras, o aceleradoras de metabolismo, cirugías, terminar en trastornos, todo se suma y a la larga cierra un circulo vicioso encaprichando la idea de ese cuerpo anhelado.La obesidad diagnosticada es decir el estar con un peso por encima del índice de masa corporal adecuado  es un estado complejo y requiere mucho trabajo por parte del paciente el cual   es el factor clave a lo que se le suma el equipo multidisciplinario que son los nutricionistas, médicos, psicólogos en caso de que sea necesario y profesores de educación física o entrenadores personales.

Relación paciente-nutricionista

Lo fundamental entre estos dos tratantes es la negociación a la cual se llega una vez decidido el inicio del plan de alimentación. Es fácil estar sentado al otro lado del escritorio y predicar las recomendaciones y reglas a seguir pero sin el análisis previo del estado que llevo a ese paciente a estar en ese peso es muy difícil de poder asegurar el éxito de un plan. Es por eso que para bajar de peso no existe la fórmula mágica en ninguna revista ni en la salida de la luna ni en la elección de un alimento para desintoxicar el organismo, lo tóxico esta en la cabeza, lo que intoxica es el consumismo y la poca información e inconciencia por parte de los mismos consumidores a la hora de elegir alimentarse a si mismos y en peor de los casos alimentar de manera errónea a los hijos los cuales solo dependen de la alimentación del hogar para formar sus hábitos alimentarios.

La obesidad se considera como una enfermedad crónica la cual necesita sin lugar a duda un seguimiento con la ayuda y colaboración de la familia del paciente. No obstante como mencionamos inicialmente el bajar de peso solo dependerá de la predisposición del paciente. Sin esa predisposición no tenemos habilitado el campo de batalla.

Según la etapa en que esté el  paciente los resultados pueden ser o no ser favorables.

Analizando  el modelo que ideo Prochaska tenemos  6 etapas interesantes para evaluar , y luego iniciar la prescripción del primer paso a implementar.

 

Etapa pre-contemplativa:

La misma se identifica con un paciente que poco o nada le da interés a su estado de obesidad  y esto implica pocas ganas y entusiasmo de cambios inmediatos. En esta etapa lo que considero más importante es hacerle ver al paciente no solo su aumento de peso sino las graves consecuencias que podría acarrear en poco tiempo si no da iniciativa al plan.

Etapa contemplativa o de consideración

Es la etapa en donde el paciente ya es conciente de su sobrepeso y de las consecuencias, el mismo se siente preocupado ante su patología pero de esa preocupación no va más. La idea de querer cambiar de estilo de vida y empezar a bajar de peso todavía no se pone de manifiesto.

Etapa de preparación

En esta etapa ya podemos ver un paciente que empieza a quitar afuera sus obstáculos, comienza a identificar sus puntos débiles con la intención de buscar ayuda para resolverlos. Esta etapa es muy importante ya que nos abre una puerta para entrar a resolver una de las barreras que si logramos derribar estamos encaminando las soluciones a largo plazo y lentamente pero seguro. Con solo lograr concientizar al paciente ya tenemos un buen diagnostico de progreso con el paciente.

Etapa de Acción

Esta es la etapa del impulso, del destape de las ganas del paciente, del momento donde se imponen las metas, se plantean los objetivos pequeños para luego alcanzar el objetivo final. Es primordial evaluar las medidas que se quieran tomar aquí ya que el cambio debe ser de a poco y por sobre todo debe generar resultados que motiven  a seguir adelante. Aquí suma el apoyo incondicional, la tolerancia ante las recaídas y la paciencia de explicar y repetir las  veces que sean necesarias  las teorías para llevarlas a la práctica.

 

Etapa de mantenimiento

Se considera a la misma cuando el paciente logra llevar a cabo este cambio por lo menos 6 meses esto implica seguir en pie con unas cuantas recaídas pero implica seguir en carrera con las ganas de llegar al objetivo final.

Etapa de recaída

Esta es una de las etapas inevitables, es decir no existe plan  que no tenga una recaída pero forma parte del proceso ya que el tratamiento de la obesidad no solo consiste en comer menos para bajar de peso sino implica cambio de estilos de vida, cambio de ambientes, cambio de horarios de alimentación, inicio de actividades físicas y todos estos cambios generan muchas veces un estrés al cual se debe imponer el cuerpo y su metabolismo.

El secreto del éxito

El no desistir, ser constante, elegir el método más lento y seguro es la estrategia para llegar al objetivo final. Pero detrás de este “no desistir” se deberán de analizar  todos los puntos a favor y en contra para poder amoldarlos al tratamiento. Hechos como bajar de peso al inicio del tratamiento, viendo el esfuerzo que realizan por cambiar el estilo de vida son situaciones que nos favorecerán pero que podrían cambiar en cualquier momento ante las recaídas, la presión de la sociedad y otros factores que influyan en el estado anímico del paciente. Es por eso importante la evaluación constante, la exigencia gradual, la comprensión y el apoyo para favorecer la evolución.

 

Lic. Daniela Moreno

Auspician

 

—————

Volver


Consultorio de Nutricion

 

 

 

Servicios

Consultorio de Nutrición

   Asesoramiento Nutricional 

Escolar

  

Eventos Nutrición

Eventos Deportivos

Corrida caminata 5K

Jaku´e Tesaira

 


Infovideos


 

Gracias por el apoyo